miércoles, 15 de febrero de 2012

Capítulo treinta.


Los minutos pasaron hasta convertirse en horas, nadie decía nada. Danny se encontraba en silencio viendo hacia la nada y yo jugaba con mis manos. No sabía que decirle, de vez en cuando lo miraba, pero el parecía estar perdido en sus pensamientos. Amaría poder entrar a su mente y saber que era lo que pensaba, o a su corazón y saber que era lo que sentía.
La confesión que me hizo, había hecho que me la tomara personal, como si me estuviera pasando a mí, quería ayudarlo, quería lograr sacar el Danny que él era antes, ¿Pero cómo? A pesar de que se había abierto a mí, aun sentía que tenía como una coraza cubriéndolo, como si no me pudiera acercar a él… Me sentí identificada con él.

En una de las tantas veces en las que lo miraba, sentí como si una luz se hubiera encendido sobre de mi. Me puse de pie de golpe y me pare frente a él, extendí mi brazo hacia él y me miro confundido, para que me tomara de la mano. Después de pensarlo por unos segundos, la tomo y se puso de pie, sentí como si una corriente eléctrica me recorriera. Trague saliva, Danny me seguía mirando como esperando una respuesta.
—No sé tú, pero no planeo quedarme aquí toda la mañana.
—Sam, yo…
—Sam nada, Danny. —jale de su mano y comenzamos a caminar hacia la salida del estudio.

Íbamos por un largo pasillo y nos encontramos con Tom. Danny se tenso. Tom nos miraba extrañado, se veía arrepentido, hice una mueca y me le quede mirando fijamente, intentando hacer que él entendiera que iba a “secuestrar” a Danny por unas horas, Tom pareció comprender y detuvo su paso, mientras me sonreía.
Danny quería soltar mi mano para acercarse a Tom, pero yo la sujete con más fuerza, haciendo que Danny dirigiera su vista hacia nuestras manos y después a Tom, asustado.
Me acerque a su oído.
—Después tendrás tiempo de hablar con Tom, pero hoy pasaras el día conmigo. —Se separo y me miro extrañado.
Comencé a caminar, pero Danny iba aún dudoso, así que lo volví a jalar hacia a mí, obligándolo a seguirme.

Dejamos a Tom atrás y salimos a las húmedas calles de Londres, si estábamos casi a finales de Julio, que se supone que es aun verano, pero las lluvias nunca se hacían esperar.

Estuvimos caminando por unos minutos, Danny no decía nada, y no me había dado cuenta de que aun íbamos tomados de la mano, mire nuestra unión, así que intente separarla, pero Danny apretó mas mi mano, entrelazando nuestros dedos, yo lo mire y el solo me sonrió de costado, a lo que yo imite.
Mire mi reloj, ya casi era hora de comer, así que me detuve y mire a Danny.
— ¿Tienes hambre?
—Si, mucha. No tuve tiempo de desayunar.
—Perfecto. —me puse a buscar con la mirada un buen restaurante. En la calle de enfrente, había uno italiano. Así que aun, tomados de la mano, cruzamos la calle y entramos.

Nos sentamos en una mesa para dos, que estaba cerca de la ventana. Una chica nos trajo la carta, y un tanto descarada comenzó a coquetear con Danny, él solo le sonreía y me miraba de reojo. Yo intentaba no prestarles atención, aunque sintiera ganas de tomarla de los cabellos y alejarla de la mesa. Si, era tonto, aunque quisiera no podría, porque ni él, ni yo somos algo. Solo amigos, si eso éramos, amigos.

Las risitas exageradas de la mesera comenzaban a hacer que perdiera la paciencia, deje la carta sobre la mesa y la mire.
—Creo que deberías hacer tu trabajo. —ella dejo de reír y con una mirada un tanto venosa me observo. Danny oculto una risa, dándole un sorbo a su copa de agua.
—En eso estoy. —dijo secamente.
—Oh vaya, coqueteando con mi acompañante. Wow, —mire a Danny y después a la chica quien miraba a Danny de nuevo. — ¿Podrías traer lo que pedimos? —volví a decir, haciendo que está me mirara enojada. Yo le sonreí cínicamente.
La mesera se alejo, un mesero, iba pasando al lado de nuestra mesa e hice que se detuviera. —Disculpa, quisiera cambiar de mesera.
—Oh, claro, yo los atenderé. —se alejo y camino hacia la que era nuestra mesera, ella me miro mas enojada todavía, mientras le entregaba la hoja con nuestro pedido, yo le volví a sonreír.
Tome un sorbo de mi bebida, mientras sentía la mirada de Danny sobre de mi, intentando no reír.
— ¿Qué? —dije mirándolo.
— ¿Celosa?
— ¿Yo? — Reí irónica— ¿de ti? —volví a reír.
—Si, por eso hiciste que nos cambiaran de mesero, te pusiste celosa de que la chica me coqueteara.
—Claro que no. —el me miro con cara de obviedad— Piensa lo que quieras, tenía hambre y ella se estaba tardando demasiado.
Nuestros platillos llegaron, yo había pedido spaguetti a la bolognesa y Danny una lasagna y comenzamos a comer, de vez en cuando platicábamos y reíamos. Era agradable.

En una de esas, Danny estiro su mano, y con su dedo pulgar limpio un poco de salsa que tenía en la comisura de mis labios. Al retirar su dedo me quede mirándolo fijamente, sentía como si me estuviera quemando donde había estado su dedo. Me comenzaba a frustrar lo que hacía Danny en mí, lo que provocaba que sintiera.

Después de pedir el postre y jugar a ver quien se manchaba la cara con helado, pedimos la cuenta. Danny iba a sacar su billetera, pero lo detuve.
—Yo, —dije colocando la mano sobre su brazo— Yo pagare todo el día de hoy.
—No puedo dejarte hacer eso, Sam. Anda déjame.
—Ya dije que no, en otra oportunidad si quieres, recuerda que te robe por este día, yo invitare todo. —el bufo molesto, pero gane la pelea y guardo su billetera de nuevo.
Nos pusimos de pie y salimos del establecimiento, estaba comenzando a refrescar mas, ya que el sol cada vez estaba más abajo. Pasaban de las cinco de la tarde.

Estuvimos por las calles de Londres, y terminamos en el centro. Nos acercamos a la barda, para lograr ver el rio y los ferries llenos de turistas. Durante todo el tiempo que estuvimos caminando, íbamos riendo, platicando y contando chistes, por cierto, malísimos. También me conto varias anécdotas de la banda.

Seguimos caminando, hacia donde estaba el Big Ben, pero varias fans nos detuvieron, para pedirle fotos y autógrafos. Me hice a un lado, observándolo con una sonrisa, sentía cierto orgullo, porque sabía que el amaba estar en la banda, que amaba a los chicos y que era todo para él, era de lo poco que lo hacía feliz actualmente. Y sin embargo, a pesar de que en estos momentos, Danny no se sentía completamente feliz, sonreía y posaba para las cámaras por sus fans.

Al término de las fotos, se acerco a mí con una sonrisa, muy sincera. Mi corazón dio un vuelco.
«Vaya, Sam, si no te conociera a la perfección, diría que estas enamorada de Danny. El te gusta y mucho…» mi conciencia suspiro y yo junto a ella. Sin dejar de mirar como el chico de las pecas y ojos azules caminaba hacia mí. Le sonreí cuando llego hasta a mí y me coloco un mechón de cabello detrás de mi oreja.
«¿Tú crees?» le respondí irónica.
—Gracias por esperar, no podía negarme a mis fans. —dijo mientras escondía sus manos en sus bolsillos delanteros.
—No te preocupes. —respondí sincera. —Y… ¿Qué quieres hacer ahora? Te dejare elegir. —le guiñe el ojo. El elevo los suyos de sobre de mí y comenzó a recorrer las calles con su mirada.
—Tengo una idea. —me miro por fin. Tomo mi mano y me hizo caminar.
—Se supone que la que debe obligarte a caminar, soy yo. —dije intentando acomodar mi paso al de él.

Cruzamos el puente, teniendo cuidado con los autos que iban a nuestra izquierda. Yo solo lo seguía, el iba caminando rápido, y mis pies no daban para tanto. Ya estando del otro lado, caminamos hacia la izquierda, quedando frente al London Eye, yo lo mire intentando comprender que hacíamos aquí.
—Vamos a subir. —dijo interpretando mi silencio.
— ¿Arriba?
—Claro. —sonrió.

Regrese mi mirada a la gran construcción mecánica que estaba frente a mí, Danny se alejo de mi a comprar los pases. Yo trague saliva nerviosa. Bueno, supongo que no perdería nada arriba de eso, ¿qué eran unos minutos en las alturas? Nada.















 -------------------------------------------------------------
Lo prometido es deuda, acá esta el capítulo. espero les haya gustado. El otro capitulo que les prometi, se los subire el viernes, asi que espero mucho comentarios en esta entrada :D
Hoy no tengo mucho que decir, se le acaba la pila a esto.
Las quiero mucho.

10+ likes y subo.

Yanan.

P.d. espero se la hayan pasado bonito ayer :).


Fic de Dougie {x}


10 comentarios:

  1. jahsdjhasdhasdaksjkdasjd Yanan, me dio hambre por tu culpa, pero bueeeeeeeeeeeeeeeeno :P
    Si sabes que lo amé, verdad? Si, creo que si lo sabes :3
    Gracias por recomendar mi fic♥ Eres un amors :P

    Okya, me iré por algo de comer e__e

    ResponderEliminar
  2. Mori con este capitulo, quiero mas :3 no podre esperar hasta el viernes!!! Me encanta simplemente me encanta.

    ResponderEliminar
  3. Cada que leo esto, me pongo feliz :3

    ResponderEliminar
  4. AJKJKASJAKSJAK #DIED ME ENCANTO :D ENCERIO QUE SII, SAM ES TAN TIERNA ♥ y Danny es KAJASKSJA imposible de explicar, me encanto el cap, espero el proximo con ansias :) besos!

    ResponderEliminar
  5. viernes!!!! jajajjaaa no tendre q esperar tanto XD ..... me encantan simplemente que puedo decirte =D !!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Solo dire que:
    Uhhhh solos! Arribaaa!! Algo quiere Danny!!
    Hahaha
    Me encanto el cap!!
    Cada vez estan mas y mas y mas cerca!! Okno hahaha

    ResponderEliminar
  7. holap!!!!
    awww esta hermosa me encantooo
    es super linda y awww danny es bueno no se ni como describirlo,
    jejeje espero con ansias el proximo capi, son tan tiernos cuando van agarrados de la mano.. awwww
    cuidate muchop...
    seguila que esta genial!!!

    ResponderEliminar
  8. aaww fuck como amo cuando hacen esas cosas de coqueteo mutuo, es muy ehjfdhgfkjghkhj me encanta tu novela. seguilaaaaaaaaa (medio tonto decirlo ya que vas a subir mañana el proximo, pero nose, tenia ganas de decirlo ajajaja)
    Un besooooote genia!

    ResponderEliminar
  9. Aaaaawwww Yanan me encantó escribes fabuloso en serio... Avisame cuando subas el próximo porque luego no me entero D: te quiero y sigue asi eres genial :D

    ResponderEliminar
  10. Woooooow !!!! Me encanto bueno toda tu novela me encanta es demasiado buena :D Awww que amor a relación de Sam con Danny como no se dan cuenta de lo que sienten o mas bien porque no se declaran si saben lo que sienten porque por lo que leí Sam la tiene clara y es mas que obvio que Danny también solo que los muy taradines no se atreven a decirse lo que sienten :/ Me dio risa cuando Sam ve que estaban en el London Eye fue tan gracioso juro que me imagine su cara de espanto igual y se me hace fácil porque probablemente hubiese puesto la misma cara xDD Le tengo terror a las alturas :S Espero con ansias el próximo capitulo :) Cuídate, besos. Bye c:

    ResponderEliminar